Síndrome de relajación vaginal
Tratamientos con láser

Qué es el síndrome de la relajación vaginal y cómo tratarlo

Es una patología aún muy desconocida por la población pero, con los expertos y los tratamientos adecuados, tiene solución. El síndrome de relajación vaginal afecta a muchas mujeres sin saberlo y, aquí, tenemos todas las respuestas para ellas.

Los partos, la obesidad, los cambios hormonales o algunas prácticas deportivas (entre otras) son las principales causas que se tienen en cuenta a la hora de analizar el origen del síndrome de relajación vaginal o hiperlaxitud vaginal y sus posibles soluciones. Se trata de un problema que afecta a cada vez más mujeres – más de las que se puede estimar – y provoca una serie de incomodidades físicas y otras dificultades de tipo psicológico que necesitan la intervención de profesionales.

Sin embargo, este síndrome suele permanecer en la sombra durante mucho tiempo. Tanto por la vergüenza y turbación que sienten las mujeres que lo descubren, como por el desconocimiento de la eficacia de los tratamientos disponibles en clínicas de medicina estética como la nuestra. Si no sabes qué es el síndrome de relajación vaginal o si presientes que te puede estar pasando a ti, no te pierdas lo que te contamos en este post.

Síndrome de relajación vaginal: causas, consecuencias y tratamientos

Las paredes de la vagina están formadas por diferentes capas de colágeno que la mantienen firme y en óptimas condiciones. Pero el paso del tiempo, los embarazos y partos, la menopausia, la constante incidencia de deportes de impacto como el atletismo, etc., pueden provocar que las fibras de colágeno pierdan elasticidad y las paredes se abran o amplíen. En esto consiste, precisamente, el síndrome de relajación vaginal.

Entre las principales consecuencias de este problema genitourinario, encontramos la sequedad, la irritación, la incontinencia y la reducción de la calidad de vida sexual. La parte positiva es que estos efectos son reversibles, siempre y cuando la afectada se ponga en manos de profesionales como los del Centro Europeo de Cirugía Estética. La parte negativa es que el síndrome de relajación vaginal no es del todo conocido por la población “objetivo”, esto es, todas las mujeres en edad adulta (sobre todo a partir de los 35 años).

Hasta hace relativamente poco tiempo, para poner solución a este síndrome, los especialistas en medicina estética recurrían a la cirugía convencional. En la actualidad, el tratamiento con láser CO2 o rejuvenecimiento vaginal está ganando terreno en esta disputa contra la hiperlaxitud y en favor de la salud íntima de las mujeres. Esta técnica, también disponible en nuestro centro, es rápida, indolora y eficaz. No requiere hospitalización y, con tres sesiones, puede solucionar la pérdida de elasticidad de las paredes vaginales.

¿En qué consiste? A grandes rasgos, podríamos decir que se basa en la aplicación de calor en la zona afectada a través del láser CO2. Con ello, se consigue favorecer la formación de colágeno y, a las pocas semanas, las paredes vaginales recuperar su elasticidad, su tono y la capacidad de lubricación. Una vez recibido al alta, la paciente recupera calidad de vida, satisfacción en sus relaciones sexuales y una victoria frente al envejecimiento vaginal.

Ponte en contacto con nosotros, en el Centro Europeo de Cirugía Estética, pregunta todas tus dudas sobre la hiperlaxitud o el envejecimiento vaginal y descubre si te puedes someter a nuestro tratamiento con láser.