Clínica de cirugía plástica y estética madrid - hilos tensores glúteos
Cirugía estética corporal

Cinco motivos para someterte a un alzamiento de glúteos con hilos tensores

Muchas personas que acuden a nuestra clínica de cirugía plástica y estética en Madrid nos consultan qué opciones tienen para mejorar la apariencia de sus glúteos. Generalmente, no quieren tanto aumentar su tamaño como conseguir que estos vuelvan a posiciones pasadas y luzcan así más altos y firmes.

Saben perfectamente que ciertos hábitos como una alimentación sana o una rutina de ejercicios específica podría contribuir a alcanzar su objetivo, pero prefieren una solución más a corto plazo y duradera. En este sentido, los hilos tensores han supuesto toda una revolución en el ámbito de la medicina estética, ya que permiten conseguir grandes resultados sin necesidad de pasar por el quirófano.

Cómo se desarrolla el procedimiento

Si estás pensando venir a nuestra clínica de cirugía plástica y estética en Madrid para someterte a este tratamiento, seguro que te interesa saber un poco más sobre cómo se realiza. Estos hilos mágicos son invisibles y se colocan debajo de la piel, en la parte más externa de los músculos, lo que permite levantarlos y combatir los estragos que los años y la fuerza de la gravedad causan en nuestro organismo.

Esta remodelación permite mejorar su apariencia y hacer que los glúteos parezcan mucho más voluminosos y que vuelvan a estar en “su sitio”. Una leve subida en su posición que sin embargo puede cambiar notablemente la silueta.

Ventajas de los hilos tensores para elevar las nalgas

Aunque podríamos añadir más ventajas a este efectivo tratamiento, en este post hemos querido señalar las cinco que consideramos de mayor interés para nuestros pacientes:

  1. Aporta resultados óptimos con un procedimiento mínimamente invasivo, sin cicatrices, ni complicaciones propias de una intervención quirúrgica.
  2. Es un procedimiento indoloro, para el que se aplicará anestesia local en la zona a tratar.
  3. El tiempo de recuperación es corto, oscilando entre los 2 y los 4 días.
  4. Se trata de una intervención rápida y sencilla, que no suele prolongarse más de los 60 minutos de duración.
  5. No existe riesgo de complicación como puede pasar con la cirugía o con algunas prótesis de silicona que se colocan para conseguir un efecto similar.

 

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha publicado varios artículos hablando sobre las bondades de los hilos tensores para conseguir mejorar nuestro físico o rejuvenecer nuestro rostro. En muchos casos contribuyen a acabar con un complejo, lo que permite al paciente recobrar la seguridad en sí mismo y sentirse mucho mejor respecto a su apariencia. Recuperar la tersura de los glúteos nunca fue tan sencillo, devolviéndolos a su posición natural y consiguiendo mayor volumen en la zona.

Si quieres más información sobre este tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En el Centro Europeo de Cirugía Estética estaremos encantados de asesorarte para que te sientas mejor por dentro, y sobre todo, por fuera.