Lipolaser en Madrid
Cirugía estética corporal

Lifting también para brazos

La mayoría de nuestros clientes asocian los tratamientos de lipoláser en Madrid que realizamos en nuestra clínica estética a partes del cuerpo muy concretas como glúteos, muslos o abdomen. Sin embargo, existen otras zonas corporales que también requieren de cuidados extras, especialmente a partir de cierta edad. Es lo que ocurre con los brazos. Pasados los 40 es normal que los brazos de algunas mujeres comiencen a mostrar síntomas evidentes de flacidez en la cara interna. Obviamente, es necesario estudiar cada caso de manera personalizada para aplicar el tratamiento más adecuados en función del grado de flacidez, pero en la mayoría de ellos, el lifting de brazos es la solución más efectiva. Te lo contamos a continuación.

Objetivo del lifting de brazos

El lifting de brazos es un procedimiento quirúrgico orientado a mejorar la forma y tersura de los brazos. Lucha contra el efecto de “descolgamiento” de la piel producido por el paso del tiempo o por haber sufrido una pérdida importante de peso.

Normalmente, ante un grado 1 de flacidez, los brazos pueden mejorar notablemente mediante sesiones de radiofrecuencia. Pero si entramos en un grado 2 o 3, será necesario recurrir a este tipo de liposución para extraer la grasa del brazo. En este sentido, es importante señalar que un lifting de brazos mejora la apariencia y el contorno coporal pero no causa una pérdida de peso destacada.

La intervención

En términos generales, para llevar a cabo un lifting de brazos es necesario realizar una o varias incisiones en el miembro, bien en la cara interna del brazo o bien más hacia el codo. Todo depende de la anatomía, problemas y características de cada paciente. Podemos decir que el número de incisiones a realizar será proporcional a la cantidad de grasa y piel sobrante, intentando siempre que sean las menores y lo más discretas posible.

A través de estas incisiones, se realiza una liposución para evacuar la grasa concentrada en el brazo. Posteriormente, se eliminará la piel sobrante, una vez haya sido drenada la cirugía.

El procedimiento  tiene una duración aproximada de 3 horas y tras él, el paciente deberá llevar los brazos vendados durante unos días para garantizar la correcta cicatrización. Tras estos días, los brazos pueden estar inflamados, rojizos, presentar hematomas… que desaparecerán a las dos semanas, pasadas las cuales el paciente puede recuperar su vida normal.

¿Sientes tus brazos flácidos? ¿Huyes de los vestidos o blusas de tirantes porque no quieres mostrar unos brazos que han perdido su tersura? No te preocupes, este problema estético es de los más comunes entre mujeres pero afortunadamente, en el Centro Europeo de Cirugía te ofrecemos una solución sencilla. Ven a vernos y te lo explicamos con más detalle.