Quitar bolas de bichat
Cirugía estética facial

Dile adiós a tus mofletes con nuestra cirugía extractora de las Bolas de Bichat

Si aún sigues teniendo pesadillas con ese familiar que te decía: “Ay, qué papos”, a la vez que retorcía tus mejillas con sus dedos, quizás este tratamiento te interese.

Nos estamos refiriendo a la técnica utilizada para quitar las Bolas de Bichat. Este es el nombre que reciben las acumulaciones de grasa que forman los llamados mofletes y que impiden tener un rostro más esbelto y esculpido. Si tú también quieres prescindir de este exceso de tejido adiposo, sigue leyendo este post.

¿Qué son las Bolas de Bichat?

Las Bolas de Bichat son los cúmulos de tejido graso que se localizan en la zona de las mejillas, dando lugar a un rostro más redondeado y voluminoso.

Su tamaño y volumen varían de una persona a otra por cuestiones genéticas y, aunque pueda parecer lo contrario, no tienen nada que ver con el sobrepeso.

Este cúmulo de grasa, ubicado entre el músculo masetero y el buccinador, no cumple ninguna función específica para nuestro organismo. Simplemente aportan volumen y redondean el rostro sin más, aunque para algunos especialistas, estas bolas actúan como una especie de almohadillas entre los músculos faciales, participando en los movimientos de masticación.

Bichectomía o la técnica de quitar las Bolas de Bichat

Tener los pómulos supermarcados es algo que lleva muchos años en boga pero la proliferación de los selfies en las redes sociales y el poder de las influencers han hecho que se haya convertido en una obsesión entre las personas más jóvenes que recurren a esta cirugía facial para conseguirlo.

La bichectomía o el tratamiento quirúrgico empleado para quitar las Bolas de Bichat persigue el objetivo estético de afinar la cara estilizando la zona de los pómulos.

Se trata de una cirugía mínimamente invasiva, que se realiza con carácter ambulatorio y solo requiere de anestesia local.

Los resultados son totalmente inmediatos y definitivos, es decir, solo es necesario extirpar las Bolas de Bichat en una ocasión, ya que no vuelven a salir. Además, se trata de una cirugía muy sencilla que se realiza en no más de 45 minutos.

El postoperatorio no requiere de ningún cuidado especial más que mantener una correcta higiene bucal y seguir una dieta blanda durante los siguientes 5 días. También es importante no fumar en las 48 horas siguientes a la cirugía para no interferir ni contaminar el proceso de cicatrización.

Y aunque hablamos de cicatrización, nos estamos refiriendo a las suturas internas ya que este procedimiento quirúrgico se realiza desde la zona bucal por lo que no deja ningún tipo de cicatriz externa en el rostro.

Eliminar esta grasa acumulada en el rostro no supone ningún riesgo para la salud, ya que como antes señalamos, su extirpación no altera ninguna función del organismo. Lo único que conseguirás si decides quitar las Bolas de Bichat es un rostro más armónico. Con esta técnica afinarás tus volúmenes faciales, resaltarás los pómulos y definirás el perfil mandibular. En conjunto, un resultado estético final muy deseado en estos tiempos en los que se quiere lucir rostro perfecto en las redes sociales.

Si siempre has sentido cierto complejo por tener la cara demasiado redonda o rellenita, quitar las Bolas de Bichat son una solución efectiva y definitiva. Esta sencilla intervención puedes hacerla tanto en nuestras clínica estética de Madrid como de Granada. ¡Pide cita con el Centro Europeo de Cirugía Estética ya!