Peeling en Madrid
Cirugía estética facial Dermatología Uncategorized

El uso de ácidos en los tratamientos faciales

Si has leído con atención nuestras publicaciones anteriores sabrás que, para practicar un peeling en Madrid, se puede recurrir a un amplio abanico de productos. Entre ellos, a los ácidos. En este post vemos cuáles se usan en este tipo de tratamientos.

Los llamados ácidos cosméticos son por ejemplo el glicólico, el kójico, el hialurónico, el cítrico y el láctico. Se trata de sustancias que, al entrar en contacto con la piel, ayudan a su renovación, por lo general exfoliando la capa córnea y potenciando la producción de colágeno.

Los AHA son los llamados alfa-hidroxiácidos. La mayoría proceden de frutas y actúan a más o menos profundidad dependiendo del tipo de ácido y de su concentración. A medida que se van cumpliendo años, este ritmo de renovación se ralentiza. Algo que en el Centro Europeo de Cirugía Estética se puede evitar echando mano de estos alfa-hidroxiácidos. Estos son especialmente efectivos para mejorar las marcas de envejecimiento debidas al sol, para mejorar la hidratación de la piel y además su elasticidad. Los AHA son hidrosolubles y hay que usarlos bajo la supervisión de un profesional para, entre otras cosas, evitar irritación en la piel. Vamos a verlos uno por uno:

 

1.- Ácido azelaico: ideal para pieles sensibles e inflamadas como por ejemplo las que padecen rosácea y acné. Es uno de los ácidos más potentes y actúa como antibacteriano.

2.- Ácido cítrico: es muy antioxidante y aporta mucha luminosidad a la piel. Se puede combinar con minerales. Se aplica por ejemplo en pieles acneicas para regular el exceso de sebo.

3.- Ácido ferúlico: es también muy antioxidante, gran captador de radicales libres y protector frente a los rayos UVA. En el campo de la cosmética se suele encontrar en sérum y ampollas antioxidantes. Recomendable para todo tipo de pieles, sobre todo las secas.

4.- Ácido glicólico: es un ácido renovador y el que más se usa en los peelings. Se usa como antiarrugas y despigmentante junto con otros componentes activos. Ayuda a mejorar la producción de colágeno y a que la piel aumente su firmeza.

5.- Ácido hialurónico: hidratante y protector de la piel. Logra que las arrugas se vean menos profundas. Este no tiene acción ‘peeling’ aunque estimula la renovación natural de los keratinocitos.

6.- Ácido kójico: se suele combinar con otros ácidos como el glicólico ya que este exfolia y mejora la lucha contra las manchas. Lo encontramos para uso doméstico en cremas, lociones y gotas

7.- Ácido láctico: es efectivo para pieles más sensibles.

8.- Ácido mandélico: beneficioso frente al fotoenvejecimiento. Especialmente recomendado para personas con manchas por acné y melasma.