Elevación de Pechos o Mastopexia

IMPORTANTE: La información contenida en estas páginas es de carácter general y orientativo. No sustituye en ningún caso una consulta personal en donde se evalúe su caso en particular y en la que se obtendrá un diagnóstico certero. Si lo desea pida una consulta sin compromiso para examinar su caso. Nos preocupamos porque su información sea correcta. Si no comprende cualquier palabra o explicación no dude en solicitar la aclaración por email

Galería de fotos de elevación de pechos ( pulse aquí )

Tratamientos de Elevación de Pechos

Si usted considera un levantamiento de senos...

A través de los años, factores tales como los embarazos, enfermedades, y la fuerza de la gravedad, actúan sobre los senos de una mujer. Como la piel pierde su elasticidad, los senos frecuentemente pierden su forma y la consistencia comenzando a caer.

El levantamiento de senos, o mastopexia, es un procedimiento quirúrgico para levantar y corregir la forma de las mamas caídas. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la aureola, (la piel más oscura que circunda el pezón). Si sus senos son pequeños o han pedido volumen, por ejemplo, después del embarazo, un implante mamario colocado conjuntamente al realizar la mastopexia puede aumentar en ambos senos su consistencia y su tamaño.

Si usted está considerando elevarse los senos, este prospecto le dará una comprensión básica del procedimiento, cuando puede realizarse, como se realiza, y que resultado puede esperar. No puede contestar a todas sus preguntas, desde ya depende de sus circunstancias individuales. Por favor esté segura de preguntarle a su Dr. cualquier parte del procedimiento que no comprenda.

Los mejores candidatos para el levantamiento de senos.

Una elevación de senos puede mejorar su aspecto y su confianza en sí misma, pero no cambiará necesariamente su apariencia hasta igualarla con su ideal, ni hará que las demás personas la traten de una manera diferente.

Antes que decida realizarse la cirugía, piense cuidadosamente sobre sus expectativas y discútalas con su cirujano.

Los mejores candidatos para la mastopexia son personas saludables, emocionalmente estables, mujeres que son realistas sobre la cirugía que se pueden realizar. Los mejores resultados se logran comúnmente en mujeres con pequeñas caída de senos. Los senos de cualquier tamaño pueden levantarse, pero los resultados no pueden durar tanto en senos muy pesados (por su glándula o prótesis), en este tipo de senos se debe realizar a parte una reducción del contenido mamario.

Muchas mujeres buscan realizarse la mastopexia porque el embarazo ha dejado la piel estirada y menos volumen en sus senos. Sin embargo, si planifica tener más niños, puede ser una buena idea aplazar la elevación de sus senos. Mientras no hay riesgos especiales que afecten a futuros embarazos (por ejemplo, la mastopexia comúnmente no impide la lactancia), el embarazo y la falta de elasticidad de piel es probable que haga estirar sus senos nuevamente y contrarreste los resultados del procedimiento.

Toda la cirugía lleva alguna incertidumbre y riesgo.

Una elevación de los senos no es una operación simple, pero es normalmente segura realizada por un cirujano plástico. No obstante, como con cualquier cirugía, hay siempre una posibilidad de complicaciones o una reacción a la anestesia. El sangrado y la posible infección de algún punto de sutura, que siguen a la elevación de senos no es infrecuente, esto pueden ocasionar cicatrices anchas. Usted puede reducir los riesgos siguiendo estrechamente los consejos de su médico antes y después de la cirugía.

La mastopexia deja cicatrices permanentes perceptibles que irán desapareciendo con el tiempo, aunque serán cubiertas por su sostén o traje de baño. (La cicatrización lenta y cicatrices anchas son más comunes en mujeres fumadoras.) El procedimiento puede provocar una pérdida frecuentemente temporal de sensación, en sus pezones o senos.

Planificar su cirugía.

En la primera consulta, es importante que discuta sus expectativas francamente con su cirujano, y que escuche su opinión. Cada paciente y cada médico, tienen una opinión diferente de lo que es la forma y el tamaño deseable para sus senos.

El cirujano examinara sus senos y los medirá mientras usted esté en la consulta. El discutirá las variables que pueden afectar al procedimiento, como su edad, el tamaño y forma de sus senos, y la condición de su piel, y si un implante mamario es aconsejable. Usted debería discutir también adónde quiere que se localice el pezón y la areola; ellas se colocarán más arriba durante el procedimiento, y deben igualarse en relación con el pliegue que hay debajo de su seno.

Su cirujano le describirá el procedimiento en forma detallada, explicando sus riesgos y limitaciones y asegurándose que comprende el tipo de cicatriz que quedara. El debe explicarle también la anestesia que probablemente será usada (y que en ultimo caso, es indicada por nuestro jefe de anestesia tras revisar su historial clínico y circunstancias personales) y el lugar donde se realizará la cirugía y los costos que involucra.

No dude en preguntarle a su Dr. las dudas que usted pueda tener, especialmente con respecto a sus expectativas e intereses sobre los resultados.

Preparar su cirugía.

Dependiendo de la historia clínica de sus antecedentes familiares y su edad, su cirujano puede requerir que usted se realice una mamografía (radiografía de senos) antes de la cirugía. Usted debe seguir también las instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía, incluyendo órdenes sobre lo que debe comer, beber, dejar de fumar, y tomar o evitar medicaciones.

Mientras usted hace las preparaciones, esté segura de quedar con alguien para la vuelta al hogar después de su cirugía y para que le ayude por unos días si llega a necesitarlo.

Donde se realizará su cirugía.

La elevación de senos se realiza en un hospital, o en un centro de cirugía ambulatoria. Es un hecho común que se realice en un centro de cirugía ambulatoria, por comodidad y contención de costos. Aunque nosotros preferimos realizarlo con una noche de internación.

Los tipos de anestesia.

Las elevaciones de senos se realizan comúnmente bajo anestesia local, lo que significa que usted estará despierta y tranquila durante la operación. La anestesia local se utiliza en combinación con un sedante lo que hace que usted esté despierta pero sedada. Usted se podrá ir a su casa después de la cirugía.

En última instancia son nuestros anestesistas los que una vez evaluada su historia clínica y examinándola personalmente en una consulta preanestesia decidirán el mejor método para su caso.

La cirugía.

La mastopexia comúnmente se realiza en una hora y media. Las técnicas varían, pero el procedimiento más común incluye la realización de resección de piel alrededor del pezón y probablemente una cicatriz vertical pequeña si la caída de sus senos y el exceso de piel es importante. La incisión se planea en el área donde sobra la piel del seno, y define la nueva localización para el pezón. Cuando es excesiva la piel que se ha de quitar, el pezón y la aureola se mueven a una posición más alta. La piel que rodea el pezón baja entonces y se juntan para formar de nuevo el seno. Las sutura se localiza comúnmente alrededor de la aureola, en una línea vertical que desciende desde el pezón.

Algunos pacientes, especialmente con senos relativamente pequeños y mínima caída, pueden ser candidatos para el procedimiento modificado requiriendo menos incisiones. Este procedimiento usa una resección concéntrica de piel sólo alrededor de la aureola (mastopexia periareolar).

Si usted se coloca un implante mamario al mismo tiempo que se realiza la mastopexia, este se colocará en un bolsillo directamente debajo del tejidos del seno, o más profundo, debajo del músculo de la pared del pecho, si su caso lo necesita.

Después de su cirugía.

Después de la cirugía, usted llevará un vendaje elástico, luego se cambiará por un sostén quirúrgico. Sus senos estarán hinchados, e incómodos por un día o dos, pero el dolor no será severo. Cualquier malestar que usted sienta puede mejorarse con las medicaciones analgésicas prescritas por su cirujano.

Dentro de unos días, los vendajes o el sostén quirúrgico serán reemplazados por un sostén mullido de apoyo. Usted necesitara vestir este sostén alrededor de tres a cuatro semanas, las suturas se quitarán después de tres semanas aproximadamente según sea su caso.

Puede esperar alguna pérdida de sensación en la piel de senos y pezones, ocasionada por la inflamación después de la cirugía. Este entumecimiento comúnmente desciende en las próximas seis semanas. En algunos pacientes, sin embargo puede durar más tiempo.

Regresando a la normalidad.

La curación es un proceso gradual. Aunque usted pueda levantarse en un día o dos, y acudir a sus tareas, no planifique volver a su trabajo durante una semana, dependiendo de como usted se sienta. Evite levantar cualquier objeto sobre su cabeza durante tres o cuatro semanas. Si usted tiene cualquier síntoma inusitado, no dude en llamar a su cirujano.

Su cirujano le dará a usted instrucciones detalladas para reanudar sus actividades normales. Usted debe prepararse para evitar tener relaciones sexuales durante una semana o más, y para evitar deportes y actividades vigorosas durante un mes. Después usted podrá reanudar estas actividades lentamente, si usted llega a quedarse embarazada, la operación no afectará a su capacidad de lactancia, ya que sus pezones y conductos de leche estarán intactos.

Su nueva apariencia.

Su cirujano hará un gran esfuerzo para que las cicatrices sean tan poco aparentes como sea posible. Con el tiempo y gradualmente llegarán a ser menos obvias, a veces llegarán a ser sólo simples líneas blancas. Afortunadamente, las cicatrices pueden ser ocultadas por las vestimentas que usted se colocará.

Usted debe recordar también que una mastopexia no es una operación permanente, los efectos de la gravedad, embarazos, seguirán actuando sobre las los fluctuaciones de altura, y eventualmente harán caer su seno nuevamente. Las mujeres que se colocan implantes mamario junto con su elevación de senos pueden encontrar que los resultados son más duraderos y mejores.

La satisfacción que encontrará con la elevación de los senos es mayor si usted comprende el procedimiento completamente y si sus expectativas son realistas.

Última actualización / 10 de julio de 2017